Teléfono Exclusivo Tienda Online: 2 2634 4978 teléfonos consultas generales y reserva de horas 2 2635 4001 | +56 9 6674 4072






Los Problemas de Conducta en Nuestras Mascotas


Sin duda el problema que más complica a la mayoria de los amos son las conductas destructivas. Frecuentemente es la mayor causa del efecto “perro regalado” o muy desgraciadamente del “perro abandonado”.
Para enfrentarnos a esta problemática debemos entender las causas y orígenes de las conductas destructivas por lo que a continuación haremos una descripción de las mas frecuentes, sus causas y sus soluciones.

Mordisquear objetos; cables eléctricos, muebles, plantas, choapinos, partes de automóviles, morder su casa.
Causas:
a) Ansiedad por separación:
Un perro criado como una persona (Humanizado), con un excesivo apego y dependencia por nosotros, con mucha certeza se convertirá en un “perro problema” o una pequeña maquina de morder cada vez que salgamos de la casa.
Solución:
Trabajar el “desapego” para que el perro no se ponga ansioso con nuestra salida de la casa:
Invertir el orden nuestros “rituales de salida” como por ejemplo, el perro ya sabe que cada vez que tomamos ciertos objetos como las llaves del auto, el abrigo, la cartera, etc. vamos a salir y generalmente nos demoraremos en volver poniéndose en un estado de ansiedad muy alto; si a esto le sumamos que muchos dueños se despiden con frases como: “chao mi rey, cuide la casa, ya viene la mamá “, en lugar de tranquilizarlo lo dejamos con los ojos desorbitados, la lengua afuera y las palpitaciones a mil por hora.
Lo que debe hacer es tomar los objetos antes mencionados y cuando el perro ya esté ancioso los vuelve a dejar en su lugar. Enseñele que el hecho de tomar los objetos que el asocia con su partida no necesariamente significa que Usted va a salir.
Cuándo vuelva tampoco lo salude ni lo mire hasta que el perro esté completamente tranquilo y relajado. Sólo entonces lo llama y lo acaricia.
Practique esto a diario hasta que note que la conducta de su perro haya sido modificada.
b) El aburrimiento:

Como ya lo dije anteriormente me encanta hacer este símil: imagínese un niño de 5 años encerrado todo el día en una pieza solo, sin juguetes, sin televisión y sin ningún tipo de entretenciones. Cual puede ser el resultado esperado al final del día? que pasará en esa pieza con el niño? La respuesta no es muy difícil de imaginar; seguramente el niño habrá echado mano de lo que tuviera a dispocisión en ese medio para entretenerse, para mantener activas sus funciones cerebrales. Seguramente habrá tomado lápices de colores y habrá pintado las murallas y el suelo; habrá desarmado su cama para jugar a la “nave” y habrá usado el papel mural como decoración.

En el caso de nuestros perros domésticos la situación es la misma: Cada vez mas aumenta la tendencia a tener perros de razas pequeñas que sirven de compañia a personas que viven solas o familias que trabajan o estúdian todo el día y que permanecen solos gran parte del tiempo resultando está combinación de factores en el caos al regreso a nuestras casas.

Antes de proporcionar algunas soluciones al problema del aburrimiento me gustaría dejar muy claro que un adiestramiento de obediencia no es la solución para que un perro que hace destrozos sea “mas obediente” (término usado equivocadamente por los dueños). El perro comete destrozos no por que es desobediente ni malo, los hace sencillamente por que no tiene otra cosa mejor que hacer!! Debemos saber satisfacer las necesidades de nuestro amigo: pasear, olfatear, sociabilizar, correr, jugar y entrenar. Esto ojalá a diario y por el mayor tiempo que Usted tenga disponible. Recuerde que tener un perro es una responzabilidad enorme.
Debemos saber que un perro que satisface su demanda energética diaria, que sociabiliza correctamente, que jerarquiza correctamente, se convertirá en un perro seguro y tranquilo y en consecuencia los desastres que pudiera cometer se reducirán al mínimo.
Déjele los juguetes adecuados cuando su perro se vaya a quedar solo; el necesita ejercitar la mente y su mandíbula. El juguete KONG con una galleta o golosina en su interior, un hueso duro son excelentes juguetes disipadores de estrés y aburrimiento. Una buena selección de música clásica también es de mucha utilidad.

 

Marcelo Ferretto
Entrenador

 

Consulta al fono 6354001 por el servicio de entrenamiento para mascotas con problemas conductuales de Centralvet